miércoles, 24 de septiembre de 2014

Doble reseña: Temblor y Rastro de Maggie Stiefvater

Hola a todos.
Hoy os traigo una doble reseña bastante especial, y es que esta semana se publica el spin off de la saga, una de mis favoritas desde que se cruzó en mi camino, y encima los protagonistas son mi pareja favorita, no se puede pedir nada más. Así que inicio una especie de "semana especial" dedicada a la saga de Mercy Falls.

"Cuando el amor te hace temblar en otoño es mejor que el invierno no llegue nunca: las primeras nevadas pueden arrebatarte a quien más deseas.
Hace años Grace estuvo a punto de morir devorada por una manada de lobos. Inexplicablemente, uno de ellos, un lobo de intensos ojos amarillos, la salvó. Desde entonces todos los inviernos Grace se asoma al bosque y, desde la distancia, lobo y chica se observan. Cuando llega el calor, la manada desaparece y, con ella, “su lobo”.
Pero este año, Grace deseará que el invierno no llegue y que el otoño dure para siempre. Ha conocido a un chico, se llama Sam. Es un tipo normal, salvo por sus ojos. Son de un extraño color amarillo."
Datos del libro
Título: Temblor
Autor: Maggie Stiefvater
Colección: Los lobos de Mercy Falls #1
Editorial: SM
Nº de páginas: 429
Precio: 16€

Leí Temblor nada más publicarse en España, entre esa portada absolutamente preciosa y una sinopsis muy atrayente, era imposible resistirse, y quedé totalmente enamorada desde la primera a la última palabra.
La novela es, ante todo, una delicada y muy romántica historia de amor, es dulce, bonita, pastelosa, ñoña... y por eso mismo es un libro que hay que leer en el momento adecuado, cuando te apetezca sentarte durante horas y suspirar a causa de la relación y la conexión que hay entre Sam y Grace, si no, va a ser un libro que te va a costar leer y probablemente no guste.

Cuando pienso en Temblor son tres cosas las que vienen a mi mente, la primera ya la he mencionado, una preciosa historia de amor que te hace sufrir muchísimo como lector porque es de las pocas que, realmente, te hace creer que no va a acabar bien, es la sensación de que, al igual que en los grandes romances de la historia, ese amor apasionado pero real y sincero, puro, no va a tener un final feliz. Desde la primera página hay una soledad, un vacío y una melancolía en todos los personajes que traspasa la historia, y eso no me lo he encontrado en ninguna otra saga.

La segunda cosa en la que pienso es en la particularidad de ambos protagonistas, es una de las pocas novelas contada a medias entre ambos, pero, sobre todo, es que se cambian los "papeles" que estaban empezando a establecerse en la novela juvenil de trama sobrenatural. Aquí ella es la fría lógica, es mucho más racional, comedida, fuerte.. mientras que es Sam el romántico y dulce de la historia, el chico que compone canciones, lee poesía y se deja llevar pos sus sentimientos desde el minuto uno. Ambos cargan historias muy duras a sus espaldas y son estas las que les definen, y su amor no es repentino, es lento pero vivo, viene desde tiempo atrás y tarda en hacerse real en el libro.


“You're beautiful and sad," I said finally, not looking at him when I did. "Just like your eyes. You're like a song that I heard when I was a little kid but forgot I knew until I heard it again." For a long moment there was only the whirring sound of the tires on the road, and then Sam said softly, "Thank you.”

La tercera cosa es Maggie y cómo escribe. Parte de la magia de Temblor reside en cómo está contada esta historia, si este libro, con la misma trama y con el mismo final hubiese sido escrito por otro autor, no hubiera sido lo mismo.

"La curación de Sam. La falta de transformaciones de Grace. Los nuevos lobos añadidos por Beck a la manada. El odio del padre de Isabel hacia los lobos... 
Todos los acontecimientos narrados en Temblor dejan una huella en la vida de sus protagonistas. 
Ahora, la segunda parte de la saga sigue el rastro de Grace, Sam e Isabel, y el de personajes nuevos tan inesperados e inquietantes como Cole. Rastro añade a la intensidad amorosa de Temblor una trama trepidante e inesperada."
Datos del libro
Título: Rastro
Autor: Maggie Stiefvater
Colección: Los lobos de Mercy Falls #2
Editorial: SM
Nº de páginas: 425
Precio: 16€

Rastro me encantó, pero es el que menos me gustó de los tres. Es cierto que con el final del primer libro podría haberse acabado la historia porque es bastante más cerrado de lo que me esperaba.

Uno de los grandes aciertos que tiene esta segunda parte es darle en la historia bastante más protagonismo a los personajes, en especial a los secundarios, y entre ellos destaca la aparición de Cole, que es un soplo de aire fresco. 
Los personajes en este libro son completamente contrarios entre ellos, Grace e Isabelle son opuestas, una es fría y seria, la otra es una experta en ocultar sus sentimientos bajo una capa de superficialidad y aparente chica pija tonta; Cole y Sam también son absolutamente diferentes, el primero es una estrella del rock frustrada cuya vida consiste en la juerga, las drogas, pero, sobre todo, la más absoluta frialdad y un escudo con el que intenta alejar a todos los que intentan acercarse, y Sam es el chico sensible que busca su final feliz.

Maggie pasa a contar su historia a través de estos cuatro personajes, dándole un matiz y un tono a la historia menos melancólico, más serio y dramático, más tenso. Durante gran parte de este tenía la sensación de que varios trenes se acercaban a toda velocidad para chocar de modo irremediable provocando una tragedia, hay una sensación de cuenta atrás, aunque no sabes a qué afecta ni porqué motivo.

Rastro lo leí mucho más rápido por todo eso y por cómo nos adentramos a conocer más a cada uno de ellos, a redescubrir los demonios a los que se enfrentan cada día, y a cada capítulo parecía que todos se alejaban más que se acercaban.
Es una novela de evolución de personajes, dejando el avance de la trama para el final, pero cuando este se produce nos queda claro que es el punto de inflexión que llevas temiendo desde que lees el primer capítulo, presentando un marco absolutamente desolador en Siempre.

Maggie sigue manteniendo ese estilo narrativo absolutamente único e imposible de igualar, aportando ese algo que hace de sus novelas algo bonito de leer simplemente por eso, algo de lo que te puedes enamorar, algo en lo que puedes creer, pero, sobre todo, consigue que al final lo menos importante de esta saga sean los hombres lobo, con los que, de nuevo, rompe la tradicional mitología, dándoles un nuevo matiz que encaja a la perfección.

“This is a love story. I never knew there were so many kinds of love or that love could make people do so many different things.

I never knew there were so many different ways to say goodbye.” 

Poco más puedo decir de esta saga, simplemente se trata de una historia que me enamoró por ser diferente, por arriesgarse a ser una novela más romántica que sobrenatural, por hacer que el trasfondo de los personajes no sea su naturaleza sino sus sentimientos y experiencias. Son de mis libros predilectos y no soy capaz de expresar con palabras el cariño que les tengo, solo sé que Maggie me ha dado los libros ideales para leer en las noches de invierno y eso, para mí, es más importante que todo lo demás que tiene esta maravillosa historia.

2 comentarios:

Freyja Valkyria dijo...

Hola!!

He leído la trilogía y me gustó mucho ^^ De hecho estoy muy contenta por que no esperaba un cuarto, y va a salir este mes, jajaja. ¡Que emoción! :D

Un besote!!

JonY dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo en todo lo que dices, punto por punto. Maggie hace magia con las palabras y eso hace que esta trilogía sea una auténtica joyita <3

Un muá.