martes, 19 de agosto de 2014

Persecución de C.J.Daugherty

Hola a todos.
Hoy os trago una nueva reseña de un libro que leí hace bastante tiempo... mayo y que por vaguería y falta de inspiración no he reseñado antes, así que perdonadme si me sale algo raro, con muchos desvaríos y demás.


"Todo parece venirse abajo…
Allie está furiosa y desorientada. Siente la constante amenaza de un espía infiltrado en la Academia Cimmeria. Pero no es la única que se encuentra así: todo parece venirse abajo en la escuela. Los estudiantes no entienden qué está ocurriendo, los profesores se enfrentan unos a otros y las Reglas han comenzado a perder fuerza.
Cuando Nathaniel revela su plan, la directora Isabelle deja de tener control sobre la academia, pero también sobre la Night School y toda la organización que la sustenta. El miedo ha invadido el lugar y la amenaza está próxima. No se puede confiar en nadie: ya nadie está salvo.
Esta vez Nathaniel no representa una amenaza para los alumnos de Cimmeria; ellos mismos se han convertido ahora en la verdadera amenaza."

Lo primero que hay que decir es que, y es una de las pocas veces que me pasa, pensaba que esta novela era la última de la saga y estuve pensando eso gran parte de la historia, hasta las últimas cincuenta páginas o así, porque no dejaban de pasar cosas y no se solucionaba nada, así que lo leí con una mentalidad equivocada aunque no ha acabado afectando a mi opinión sobre la novela.

"Con un dedo, Allie repasó las líneas negras que conducen a un puñado de casillas, cada una de las cuales albergaba el nombre de una persona que conocían bien. Líneas tan estrechas como los lazos de confianza que habían construido con aquella gente."

Ya lo he dicho en el resto de reseñas, pero es que para mí la gran clave de esta historia, así como lo que la hace diferente del resto de novelas juveniles que he leído, es el tono y las tramas de thriller de tono juvenil que funciona muy bien. Conspiraciones globales, intentos de secuestro, asesinatos, misterios que implican a los poderes más importantes a nivel internacional, persecuciones,  dinero y ambición, juegos de interés y poder... Todo eso es lo que encontramos en esta historia, y no es nada habitual y supone algo fresco.

"Lo que quiero decir es que, con los chicos, tendemos a confundir la amistad con el amor romántico. Y por eso tú estás confundida."

Otro rasgo muy positivo es que a pesar de ser una tercera parte no aburre, ofrece nuevas tramas y guarda unas cuantas sorpresas, en definitiva, no me ha resultado repetitivo en absoluto, y eso es difícil, a lo que hay que sumar que son libros que consiguen enganchar mucho, no es una escritura con muchas florituras pero encaja perfectamente con el tono de la saga, ágil y trepidante, que te anima a seguir leyendo.

"Lo haces y ya está -le había dicho el psicólogo- Pones un pie delante del otro, cada día. Haces un esfuerzo. Sigues adelante."

La trama amorosa comenzó siendo bastante importante en el primer libro pero con cada una de las siguientes esa importancia se ha ido reduciendo, sigue estando ahí, pero es más bien una trama secundaria que nos ayuda a añadir complejidad a la trama y, sobre todo, nos muestra otras caras de los personajes pero no hace pesada ni cuesta arriba la lectura y, sobre todo, no queda metida con calzador, simplemente encaja en el libro.

"Se sentía como cuando hurgas una costra aun sabiendo que, sí lo haces, la herida nunca se va a curar. Seguía arrancando los bordes, por más que doliese.
A lo mejor no quería que se curase la herida."

Los personajes siguen en su línea, Allie como protagonista me gusta y disgusta a partes iguales y eso es bueno, porque no es un personaje plano ni uno que pase desapercibido en la saga, de los que te son indiferentes, toma decisiones equivocadas, mete mucho la pata, es cabezota y orgullosa y se equivoca más que acierta, pero es valiente, algo inconsciente y sobre todo, odia que la tomen por tonta o indefensa, y eso me encanta en un personaje femenino.
Carter y Sylvain me siguen gustando también como personajes masculinos y que el triángulo amoroso se haya disuelto un poco me ha parecido un acierto, pero sin duda la clave entre ellos tres es el tira y afloja y la tensión que hay entre ellos y  que hagan alianzas entre ellos a pesar de lo mucho que se nota eso es otro punto a favor, como que el resto de secundarios estén muy bien perfilados, desde la abuela de Allie, a los amigos que les rodean, Nathaniel, Isabelle... 

"No estás loca. El mundo está loco. Tú no tienes la culpa. Nosotros no lo hemos creado; solo lo hemos heredado"

En definitiva, Persecución es la tercera parte de la saga que consigue no ser una novela de paso, aportar nuevos datos y giros de trama que hacen que la historia avance, que enganche mucho y eso, sumado al tono de thriller en clave juvenil hace de estas novelas un soplo de aire fresco en mis lecturas actuales.

"Nadie te enseña esas cosas. Nadie te dice nunca "Mira, esto es lo que tienes que hacer si rompes con alguien y quieres seguir siendo su amiga". Ni "Te voy a explicar un truco para cortar con alguien y no tener ganas de besarlo nunca más".
Serían los consejos más útiles del mundo, pero no existen."

No hay comentarios: