viernes, 22 de marzo de 2013

Leviathan de Scott Westerfeld

¡Hola Nefilims!
Bienvenidos a una reseña-no-reseña conjunta, si como oís, esta vez, Pablo hará un reseña porque se ha acabado el libro, en cambio, Sandra como no se lo acabó hará un no-reseña (aunque tampoco es que la reseña normal sea muy positiva), sin más dilación os dejamos con la ficha técnica y las reseñas

Sinopsis:
"Nos encontramos en la cúspide de la Primera Guerra Mundial y todas las potencias europeas se están armando. Los austrohúngaros y alemanes tienen sus clánkers, unas máquinas de acero con motores de vapor cargados de armas y municiones. Los darwinistas británicos emplean animales fabricados como armas de guerra. Su Leviathan es un dirigible ballena, la bestia más poderosa de la flota británica. Aleksandar Ferdinand, príncipe del Imperio austrohúngaro ha huido. Su propia gente se ha vuelto contra él. Su título no tiene ya ningún valor y solo cuenta con un Caminante de Asalto desgastado por la batalla y con su leal tripulación.
Deryn Sharp es una plebeya, una chica disfrazada de chico que se ha alistado en las Fuerzas Aéreas británicas. La muchacha es un destacado aviador, pero su secreto se encuentra en peligro constante de ser descubierto. 
Cuando la Gran Guerra es ya inminente, los caminos de Alek y Deryn se cruzan de la forma más inesperada llevándolos a ambos a bordo del Leviathan donde darán la vuelta al mundo y vivirán una fantástica aventura que cambiará sus vidas para siempre."
Datos del libro:
Título: Leviathan
Autor: Scott Westerfeld
Ilustrador: Keith Thompson
Traductora: Raquel Solà
Colección: Leviathan #1
Editorial: Edebé
Precio: 16,50 €

Primero va mi reseña.
No se por dónde empezar exactamente, ya que este libro me ha dejado muy como estaba, es decir, no ha sido una lectura que haya trascendido en mi.
En primer lugar, el libro empieza con una historia un poco surrealista, un niño que hace 5 minutos estaba jugando a los soldaditos ahora esta conduciendo un clánker, otra cosa igual, la historia nos empieza hablando con tecnicismos con los que te pierdes y sinceramente yo me he sentido perdido durante todo el libro. No solo por los tecnicismos sino que me sentía que a veces empezaban a hablar de cosas que decía: "¿De dónde ha venido eso?"
Otro inconveniente que le he visto es que no he podido imaginarme a las bestias, quiero decir no me puedo imaginar que haya habitaciones dentro de una ballena y esas cosas, tal vez es que sea un poco mono ludista.
En tercer lugar, durante el libro tengo una sensación de que ocurren muchas cosas, pero, después te pones a pensar, y han pasado menos cosas de las que parecían ocurrir, con lo que he llegado a la conclusión de que el escritor engrandece y embellece algo que no llega a tanto y puede que por ello me haya sentido perdido.
A favor del libro, he de decir que se lee rápido, yo he tardado, pero porque lo abandone, pero cuando me he puesto a leerlo, me he podido leerlo bastantes páginas de un tirón y los capítulos pasan rápido ante tus ojos.
Por otro lado los personajes tienen una parte buena y otra mala, porque es que parece que están definidos, pero a la vez parece que cambian de forma de ser a cada cierto número de capítulos:
Alek: Sus padres han sido asesinados, y el tiene que huír, hasta que se topa con el Leviathan y su buena caridad hace que su historia se entrelace con la de la otra protagonista. Es un chico un poco infantil pero que a la vez se comporta a veces como adulto, a veces se comporta como el noble que es pero después tiene actitudes de plebeyo, lo que confirma su forma tan contradictoria de ser.
Deryn/Dylan: La chica que se hace pasar por un chico para entrar en las fuerzas armadas darwinistas, su impulsividad le hará llegar a servir como cadete en el Leviathan. Tal vez este personaje me ha gustado porque desafía las normas establecidas por la sociedad, pero el autor no ha llegado a poder sacarme de la cabeza que es una chica, y no me la podía imaginar en forma chico.
Lo secundarios que destacaría son la profesora Barlow y Volger.
Y por último me gustaría dar dos razones a favor del libro. El primero es la ambientación y la idea original y es que me parece increíble la rigurosidad histórica aún siendo una historia que no es real, lo cual es lo que hace que me llame bastante este nuevo género que es el steampunk. Y en segundo lugar, el final, lo que hace que tal vez me aventure algún día a leer el segundo, ya que hay algunos misterios bastante importantes que se quedan sin resolver.
En resumen, un libro que te tiene perdido todo el libro, con unos personajes poco definidos, con escenarios difíciles de imaginar, un estilo fácil de leer y con un final que puede que sea lo único bueno del libro.
2,75/5
Image and video hosting by TinyPic





Bueno, y ahora llega mi parte.
Como bien ha dicho Pablo es una no-reseña, y si no me equivoco es la primera del blog.
Después de mucho pensarlo e incluso debatirlo, ya que Leviathan fue la lectura del MadRead de Febrero, he llegado a varias conclusiones acerca de este libro, y es eso lo que os voy a contar. No voy a pegaros la charla con "términos técnicos" ya que me quedé en la página 180 y quiero contaros porqué.
Mi historia se remonta al verano, cuando me crucé con Scott Westerfeld por primera vez en su libro Traición, y no es que fuera muy allá, el libro me gustó y me convenció para leer las siguientes partes, pero sus primeras 150 páginas más o menos son lo más insufrible que había leído en mucho tiempo. Con Leviathan me ha pasado algo parecido, lo que me ha echo darme cuenta de una cosa, Scott y yo tenemos una relación imposible, y no creo que cambie. Me gusta como escribe y las historias son muy originales (Los feos tiene unos cuantos añitos, cuando ni siquiera se "conocían" las distopías) pero sus historias nunca me enganchan, no conecto con ellas.
El segundo factor tal vez sea el más importante, y para ello os voy a contar como conocí a vuestra madre una historia. Un día de noviembre una adolescente vio en un blog una portada de un libro alucinante que iba sobre la Primera Guerra Mundial, y tenía una pinta magnífica. Esa chica se planteó comprarlo por su cumpleaños, que era en esas fechas, pero unas semanas después vio el libro en su biblioteca y por poco se pone a bailar el Harlem Shake allí mismo. Unas semanas después se anunció que en el club de lectura al que asistía, tocaba leerse esa novela y corrió emocionada a por el ejemplar a dicha biblioteca, pero no estaba, por lo que lo reservó para su semana de exámenes, y cuando la acabó muerta se empezó el libro.
ERROR.
Y es que en esos días yo necesitaba un libro que fuese todo lo contrario a lo que es Leviathan.
¿Y qué es Leviathan? Un libro mucho más serio de lo que esperaba. Es muy técnico y aparece el steampunk de golpe, casi sin presentar nada, por lo que se hace pesado de leer. Es técnico, complejo, e introductorio en lo referente a la historia, pero el steampunk lo mete a palo seco y empieza con muchos elementos de mecánica, y como comprenderéis tenía yo la cabeza para pensar en tuercas, mutaciones genéticas o súper tanques. A esto, por favor, sumadle una protagonista a la que no soportaba y unas primeras cincuenta páginas en las que no me enteré DE NADA. 
Mezclamos estos ingredientes y obtenemos... PAFFF el libro más aburrido, pesado e imposible de leer que me he encontrado a día de hoy. Me tenía que autoobligar a punta de pistola para cogerlo, avanzar una página y dejarlo otra vez en la estantería. Lo intentaba por las mañanas, a media tarde, por la noche... nada, no había manera.
No obstante, tengo la sensación de que es una historia que mejora, y lo hará exponencialmente. No se le puede negar su originalidad, tanto en la trama como en la temática como en el desarrollo. Es una etapa histórica que me fascina, pero es que yo esperaba una historia que nos presentara a los personajes y pum, nos metiéramos de golpe en la Francia de 1914 en medio de las trincheras animales contra máquinas, darwinistas contra clankers, y me encontré una ballena/dirigible con murciélagos que atacaban con clavos que se comían y a gente volando en medusas... exactamente la cara que tenéis vosotros la tengo yo. Y mola, si, mola, pero si esto hubiera venido acompañado de un desarrollo ameno pero no pasaba nada de nada y cada vez era más lioso con más términos mecánicos y más líos y más protagonista petarda insoportable... y adiós.
Aquí concluye mi historia. Me siento mal por haber abandonado el libro y no os negaré que existe una posibilidad muy grande de que retome el libro en otra ocasión y me lo lea del tirón y lo adore, pero a día de hoy... está en el cajón de los olvidados.
Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios: