sábado, 29 de septiembre de 2012

Willow de Julia Hoban

Hola Nefilims.
Antes de empezar con la reseña... si, podéis pegarme y abuchearme, y es que solo hace falta que me comprometa a hacer algo para no hacerlo. Se supone que en esta semana iba a escribir una reseña diaria, pues bien ya me he saltado el día de ayer y por poco me salto también hoy.
Pero bueno, ya estamos aquí y allá vamos con la segunda reseña de la semana reseñadora...

Sinopsis:
"Los padres de Willow murieron en un trágico accidente de coche, dejándola no solo con el dolor que supone enfrentarse a una pérdida sino también con el peso de la culpabilidad: era ella quien conducía.
Ocho meses después, su hermano mayor casi no le habla, cree que sus compañeros de clase la culpan por lo ocurrido y Willow se evade del sufrimiento con el que carga marcando todo su cuerpo con las heridas del pasado. Pero cuando un chico llamado Guy descubra su secreto, nacerá una intensa relación que conseguirá sacarla de ese mundo extraño que ella misma se ha formado."
Datos del libro
Título: Willow
Autor: Julia Hoban
Editorial: Ámbar
Nº de páginas: 335
Precio: 15 € (disponible en bolsillo)

Lo primero que tenéis que saber de este libro y es algo que no os voy a negar es que es duro, durísimo. Tampoco es que sea un libro que no puedes leer pero si que es cierto que recomiendo hacerlo con una caja de Kleenex cerca.
Es un libro impactante como lo fue para mí Frío, y es que al ser en primera persona vives como ambas chicas se odian a si mismas hasta un punto brutal, y sobre todo en esta novela te impacta porque lo estás leyendo y te dan ganas de gritarle a Willow "¡¡¡No fue tu culpa!!!" Es fuerte porque ella piensa que todo el mundo la odia, cuando tu ves que la única que odia es ella a sí misma, que es lo peor que hay.

La clave de este libro es su carga emocional, que es inmensa, y eso es lo que le da a la historia el dramatismo necesario para convertirse en una novela que te acaba marcando y se te queda dentro. Como ya he dicho, no es una novela fácil de leer, aunque es cierto que se lee muy rápido.
Personalmente, recomiendo leerla bastante despacio, o releerla después de acabarla, ya que únicamente cuando la lees con calma es cuando sientes todo el peso de la historia que vive Willow.

Tal cual he dicho (whoa, cuanto me repito, enserio) la novela se lee bastante rápido y es que el modo de narrar de Julia hace que lo sientas todo pero tampoco se explaya demasiado en las descripciones, por lo que en ningún momento resulta pesada. Pero si que es cierto que hay varios momentos, en especial cuando habla de Willow y su automutilación, que no son párrafos agradables de leer, ya que son bastante explícitos, la autora no se corta con los hechos ni con la descripción. Os dejo un ejemplo:
"[...] El mordisco de la hoja es tan profundo que siente que podría desmayarse [...] La sangre brota con la misma fuerza que las lágrimas de David. Las gotas caen libremente, le bajan por el brazo hasta estrellarse contra el suelo..."
Y no son sólo los momentos en los que vemos como Willow se corta, sino también cuando habla o cuando vemos lo que piensa de si misma:
"-Están muertos. -Willow pronuncia las palabras con frialdad e indiferencia. Le gusta ver cómo se pone pálido Guy-. Muertos -repite para asegurarse de que ha quedado claro-. Y yo los maté."
Otra de las cosas que más me maravilló de la novela fue que no es rápida, es decir, va poco a poco, pasito a pasito. Tanto como descubres la historia de Willow y el accidente, como esta va abriéndose a Guy y va naciendo su relación y como Willow va evolucionando y aceptándose a si misma es un proceso lento pero sin pausa, lo que lo hace aún más intenso.

El punto fuerte de la novela sea, probablemente los personajes. Son todos muy humanos, con sus luces y sus sombras, aunque tengo una pega (por supuesto, si no no serías tú):
El final es bastante predecible y hay un par de personajes que tienen su misión en la historia muy clara. Estoy hablando de Guy, y es que, sin necesidad de leer la sinopsis, solo empezando a leer el libro sabes enseguida que cumple el papel de "salvador" como lo llamo yo que está presente en todas las novelas de literatura juvenil realista, y el problema está en que Guy en ningún momento hace algo que yo no me esperara, por lo que ha quedado un personaje algo estereotipado y predecible, aún así, me encanta.

Y ahora sí, vamos con los personajes:
Willow es la protagonista, y está absolutamente traumatizada por la culpa y el dolor, lo que hace que esté totalmente paranoica y a la vez no lo esté: (TEORÍA PROPIA) Willow se imagina que la gente piensa eso de ella porque ella lo piensa de si misma y ella necesita una base para odiarse a sí misma y esa base son las demás personas que la conocen. Es un personaje con el que conectas desde el primer momento, y al que le coges mucho aprecio.
- Guy es el "salvador" y a pesar de lo que he dicho arriba, es un personaje que me ha llegado muy hondo, sobre todo por su nobleza y lo buena persona que es, por no juzgarla sin antes conocer sus motivos, y, sobre todo, por tratar de ayudarla, abrirle los ojos y hacer lo más difícil: conseguir que deje de odiarse.
Hay más personajes, como Cathy y el hermano de Willow, pero no quiero destacar nada de ninguno más y es que soy de la convicción de que los libros juveniles realistas no románticos hay que leerlos sin ninguna opinión ajena, solamente tirándote a la piscina y sin tener un juicio de antemano sobre los personajes.

Y el punto final a destacar es, precisamente, el final. Uno de los mejores finales que he leído últimamente y a la vez tiene algo que me escama. Por la parte positiva, no es un final rosa, cosa genial, ya que con esa historia no me podías poner un final Disney, y es que el problema de Willow no es algo que se solucione en 3 días, y aquí es donde llega la parte "mala" y es que es un final en cierto modo abierto y como no hay segunda parte hay una parte de ese final que tú debes acabar como más te guste.

Resumiendo, Willow es una novela dura, emotiva y con gran carga emocional, que trata un tema peliagudo que Julia sabe llevar con mucho tacto pero sin ocultar la verdadera naturaleza de este, que viene acompañada de unos grandes personajes, una historia que te plantea muchas preguntas y un final que, a pesar de ser algo abierto, es el final 100000% adecuado para la novela.
Si buscáis una novela para llorar, que os parta el corazón y que consiga que queráis entrar en ella para darle un abrazo enorme a su protagonista y hacer que entre en razón, este es vuestro libro.
En fin, que lo leáis, punto. Y coged Kleenex... los necesitaréis.
"Es difícil guardar un secreto cuando lo llevas escrito por todo el cuerpo."
4.5/5

2 comentarios:

Laura dijo...

Hace tiempo que me llama la atención y creo que si lo leo me gustará, pero espero que no como frio que me decepcionó...

daniale dijo...

Le tengo muchas muchas ganas desde hace un tiempo sin duda está en mi wishlist.

Muy buena reseña.
Besos.