martes, 20 de marzo de 2012

Al sur de la frontera, al oeste del sol de Haruki Murakami

Sinopsis:
" Hajime, el narrador, nació "la primera semana del primer mes del primer año de la segunda mitad del siglo XX", una fecha singular, como su nombre: "Principio" en japonés. Sin embargo, le marcó mucho más el hecho de ser hijo único, porque en las demás familias, si no eran dos hermano eran tres; si no eran tres, eran dos. De ahí que su mejor amiga de la infancia fuera otra hija única, Shimamoto, con la que compartió secretos y aficiones hasta que, tras la escuela primaria, perdieron el contacto. Muchos años después, Hajime, que vive una existencia relativamente feliz -se ha casado, es padre de dos niñas y dueño de un club de jazz-, se reencuentra con Shimamoto. La atracción renace. Y Hajime, obsesionado, parece dispuesto a dejarlo todo por ella... Con inquietante sutileza, Murakami destila en esta trama clásica -un amor perdido y recobrado, la consumación de una promesa de plenitud- la indefinible situación de desajuste con el mundo que acucia al hombre contemporáneo."


Datos del libro
Título: Al sur de la frontera, al oeste del sol
Autor: Haruki Murakami
Editorial: TusQuets editores
Nº de páginas: 268
Precio: 16 euros


Me empecé a leer este libro tras leer La gramática del amor, ya que es uno de los que aparecen en el libro y me he propuesto leérmelos, y puedo decir que esperaba algo más del libro.
En sí, el libro me ha gustado bastante, Murakami es un escritor al que tenía ganas de probar y mucha gente me lo había recomendado. Aunque también me han dicho que debería haber empezado por una de sus obras más reconocidas, Tokio Blues.


A pesar del carácter muy particular de la novela, es preciosa. Tiene un tono melancólico y triste que la hace una delicia. Por otro lado, al no ser excesivamente larga, se lee de un tirón, aunque es ayudado por la manera de narrar del escritor, que causa adicción y, por otro lado, encaja perfectamente con el ritmo y la trama de la novela. 
La característica más remarcada de la novela es la poca presencia de diálogos en la novela, está casi toda compuesta por descripciones y reflexiones del protagonista, Hajime, y de que hacer con su vida, con sus sentimientos.
Es en particular Hajime, un personaje muy particular que no puedo decir si me cae bien o no, empieza cayéndome bien, pero cuando únicamente se centra en Shimamoto y empieza a victimizar un poco, resulta un pelín cargante... Shimamoto, la verdad es que no se que decir de este personaje, en serio, no se que pensar al respecto. El resto de personajes la verdad es que pasan desapercibidos.


Probablemente lo mejor de la novela sea el principio, ya que es donde Hajime cuenta lo que le pasó cuando era niño, su relación con Shimamoto, sus problemas por ser hijo único, habla de sentimientos muy característicos de adolescentes, como no saber que rumbo tomar en la vida, no sentirte bien con nada ni nadie... Es una parte perfecta  preciosa donde es facilísimo identificarse. Por otro lado, es una novela que te hace pensar e intentar imaginarte tu futuro y el peso que tendrán en él las personas que conoces ahora mismo. Es un punto interesante, mucho en verdad, por no hablar de la cantidad de frases preciosas que se pueden extraer del libro...


"En este mundo hay cosas que son recuperables y otras que no. Y el paso del tiempo es algo definitivo. Una vez has llegado hasta aquí, ya no puedes retroceder. ¿No crees? A mí me parece que con el paso del tiempo hay cosas que se solidifican."
" En el instituto me convertí en un adolescente normal y corriente. Ésa fue la segunda etapa de mi vida: convertirme en un ser humano como cualquier otro. Un nuevo estadio en mi evolución. Abandoné mis peculiaridades y me convertí en un chico como los demás. Claro que si una persona observadora me hubiera estudiado con atención, se habría dado cuenta enseguida de que tenía mis problemas. Pero ¿existen en este mundo chicos de dieciséis años que no los tengan? En este sentido, puede decirse que conforme me había ido acercando al mundo, el mundo se había ido acercando a mí."


Pero también tiene una parte negativa, y es que la novela es compleja, bonita y profunda, pero compleja. Sobre todo de la mitad hasta el final, donde no me queda del todo claro como se desarrollan los acontecimientos, y que decir de que no me he quedado convencida con la última aparición de Shimamoto, me parece que falta alguna explicación más. Por lo tanto, creo que para sacarle todo el jugo a la novela, tendré que releerla como mínimo, un par de veces más.


En resumen, una bonita historia de amor, desamor, engaños y errores en la adolescencia que marcan el futuro y la vida de los personajes. Una historia con una trama compleja, profunda y emotiva que, no obstante puede llegar a serlo demasiado, siendo necesaria una re-lectura para sacar todo el provecho al libro. Lo mejor, las preciosas citas y frases que te llegarán muy profundo.


3.75/5

1 comentario:

elisabethbennet dijo...

totalmente de acuerdo y tambien la lei a raiz de leer La gramatica del amor ,novela q deberia ser mas conocida ya q es una maravilla